Publicación

noticia1
Cero deforestación tiene sus líderes
26 marzo, 2015
Spring Ridge 3
Logix XtraComfort™ Homes
27 mayo, 2015

Como cuidar el aire

noticia1

Estas serían algunas de las restricciones que se implementarían para evitar la contaminación del aire:

  • Evitar la quema de basura y llantas, así como el uso de cohetes artificiales.
  • Evitar llevar artículos desechables y plásticos que no son biodegradables.
  • Recolectar y separar la basura.
  • Una importante no talar árboles, ni siquiera cortar una ramita a un árbol.
  • No tirar la basura en el suelo. (no fumar).
  • No utilizar plaguicidas, ni aerosoles.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Cuidar el parque, no provocar incendios ni destruir la zona del parque, ni de ningún otro lado.

Hay que cuidar el aire que respiramos

Como saben acaba de comenzar, hace tres días en Copenhague, la Cumbre del Cambio Climático, en la que 192 países tratarán de llegar a un concenso para reducir, sensiblemente, la emisión de gases de efecto invernadero, principalmente el CO2, y ya hay, como era de esperar, polémica por las distintas posturas de las delegaciones. Yo no voy a tocar este tema porque no quiero entrar en una dinámica que sería larga y nos llevaría a discusiones que no conducirían a acuerdos. Si alguien quiere expresar en este blog sus comentarios tiene las puertas abiertas pero, por lo que acabo de exponer, ruego que no me formulen preguntas sobre el particular y, asimismo, que me comprendan. Insisto, sería absurdo rebatir o que me pusiese a discutir opiniones variadas.

Pero independientemente de lo que cada cual pueda pensar acerca del “cambio climático”, en lo que creo que todos estaremos de acuerdo es en que tenemos que cuidar el medio ambiente. Los habitantes de nuestro planeta estamos inmersos en esa delgada capa que es la troposfera, la más baja de la atmósfera. Sin esta, como sabemos, no sería posible la vida y que es la que completa el sistema Tierra, Atmósfera, Sol. Dicho de otra forma más contundente, es necesario mimar nuestro entorno para que el aire que respiramos sea lo más puro posible.

Ya en el siglo V a.C. Hipócrates, considerado por muchos como el padre de la medicina, en su obra “Sobre los aires, obras y lugares”, examinaba los efectos del clima y el suministro de agua sobre la salud humana y realizaba una comparación de las condiciones geofísicas de la vida en Europa y en Asia.

En los últimos tiempos, a partir de los comienzos de la Revolución Industrial, cuando, asimismo, se inicia el extraordinario aumento demográfico, la emisión de gases y partículas se han ido incrementando, lo que ha tenido un gran impacto en la calidad del aire y ello ha traído consigo el que se produzcan o agraven enfermedades respiratorias y cardiacas. Esa misma circunstancia también puede provocar cáncer de pulmón y otras afecciones. Además, la contaminación atmosférica daña plantas y cultivos y altera los ecosistemas por lo que tiene igualmente tiene una incidencia negativa en la seguridad alimentaria y en los recursos hídricos.

La Organización Mundial de la Salud calcula que cada año perecen prematuramente dos millones de personas debido a la contaminación del aire. Incluso, concentraciones relativamente bajas de partículas y contaminantes pueden tener efectos importantes en la salud, principalmente en los países en desarrollo.

A medida que las ciudades crecen y se expanden, la contaminación urbana afecta a más personas en todo el mundo. Aproximadamente la mitad de la población mundial vive en grandes ciudades que carecen de sistemas de vigilancia del aire, lo que plantea un desafío para que se creen políticas adecuadas para solucionar o paliar este grave problema. La conclusión a la que podemos llegar es a la que se expone en el título de esta breve artículo: hay que cuidar ese recurso de vital importancia que es el aire.

Fuente: erp3robasicomedioambiente.blogspot.com